El Orégano es la quinta entrega de esta serie en la que estamos difundiendo desde el punto de vista de la fitoterapia las cualidades curativas más importantes de cada ejemplar.

A estos los hemos elegido por proximidad, por afinidad y por ser aptos para cultivar en el lugar que residimos.

Y con cada uno de ellos hay historias que contar, como estas.

Recibe su nombre del griego oros ganos” que significa la alegría de las montañas.

Originario de la región mediterránea y de Asia Occidental, es bien conocido por los amantes de la pizza, sus numerosas propiedades terapéuticas lo son menos.

Es tonificante, fortalece las defensas inmunes para luchar contra las infecciones, facilitar el tránsito o eliminar la picazón.

Del orégano el nombre científico es Origanum vulgare.

Dr. Hugo Golberg Especialista en Fitoterapia

Historia del uso del Orégano en fitoterapia

Según la mitología romana, es Venus quien habría diseñado el orégano para sanar las heridas causadas por las flechas del Dios del amor, Cupido.

Mientras que en la mitología griega se dice que crece abundantemente en el Monte Olimpo.

Durante mucho tiempo se usó para tejer las coronas de los recién casados o para crear pociones de amor basados en la creencia que atraía la felicidad.

Menos alegre pero igual de valioso fue su uso por los egipcios en las ceremonias de embalsamamiento.

En el siglo XIII Matteus Platearius en su libro de Simples, hizo una descripción precisa del mismo: «divide los estados de ánimo».

Sin embargo, su uso como planta medicinal parece remontarse a la antigüedad griega, en el siglo XIII a.C, donde fue recetado a pacientes con flatulencia y trastornos gástricos, y luego por Aristóteles contra las mordeduras de serpientes.

El orégano y sus Propiedades medicinales

Trata la hinchazón y la flatulencia, mejora el tránsito y alivia los trastornos digestivos e intestinales. Efecto aperitivo.

Uso externo

Trata heridas, picaduras y quemaduras, picazón en la piel (hongos, eccema, irritaciones de la piel). Analgésico, útil en migrañas y reumatismo. Mejora el estado del tracto respiratorio en caso de asma, bronquitis, resfriados y nasofaringitis. Visualizar: El Orégano

Indicaciones terapéuticas habituales

  • Digestivo y carminativo: elimina gases.
  • Alivia problemas intestinales: tránsito, cólicos, etc.
  • Mejora el apetito en personas enfermas.
  • Analgésico: reduce en gran medida el dolor inflamatorio, migrañas, reumatismo, dolor de muelas.
  • Antiséptico y antibacteriano: el orégano ayuda a combatir el desarrollo de hongos, levaduras, virus y otras bacterias. Alivia las picaduras de insectos y todas las irritaciones de la piel.
  • Estimulante: el orégano es tonicardiaco y se usa en casos de fatiga o astenia. Antitusivo: se utiliza en casos de bronquitis crónica y tos, asma y tos ferina.

Otras indicaciones terapéuticas demostradas

Es un poderoso antiespasmódico que se usa en períodos dolorosos, cólicos, espasmos gástricos y esofágicos. Es un antioxidante, sus hojas secas tienen un alto índice TAC (Capacidad Antioxidante Total), alrededor de 2.000 micromoles, más que las naranjas.

Algunos modos de uso

En infusión e inhalación: infundir 50 g de orégano en un litro de agua durante 7 minutos, 1 taza 3 veces al día. Suaviza la garganta y desatasca los bronquios. La inhalación es otra manera de trabajar con las hierbas medicinales, su efecto en el organismo es más veloz que el oral, en este caso estamos hablando de temas respiratorios.

En aceite: remojar 100 g de flores secas en 500 ml de aceite calentado en un baño de agua durante una hora. Usar un tampón empapado para masajear las partes dolorosas (migrañas, sinusitis, reumatismo, rigidez).

En aceite esencial de orégano, junto al de tea tree son un potente remedio para hongos del pie.

Precauciones para el uso de orégano

El orégano debe usarse con precaución en personas con terreno sensible: alergia, tratamiento farmacológico fuerte, etc.

Contraindicaciones y efectos indeseables

No recomendado para personas alérgicas, contiene un compuesto el linalool que es altamente alergénico en sitios sensibles. Con los aceites esenciales una sobredosis puede provocar dificultades respiratorias o problemas cardíacos. Y los aceites esenciales no se recomiendan para niños, mujeres embarazadas y personas con epilepsia.

Interacciones con otros medicamentos

Debido a su contenido de vitamina K, el orégano puede inhibir los anticoagulantes. Las formas fitoterapéuticas de orégano tampoco se recomiendan en tratamientos de quimioterapia.

Beneficios reconocidos

Es una de las plantas ampliamente utilizadas en fitoterapia (infusiones o aceites esenciales). Analgésico, antiinfeccioso, antiséptico, antibacteriano, antioxidante, se reconocen sus virtudes terapéuticas en particular para luchar contra los gérmenes patógenos. Antes de despedirnos por favor no nos olvidemos de las pizzas, me dio un hambre…

por Horacio Meson