Mujeres 03: El mundo debe 10,8 billones de dólares a las mujeres

¿Tiene una mujer en su familia que haya renunciado a sus proyectos personales a lo largo de su vida, o en parte de ella, para dedicar atención a los hijos, nietos, familiares enfermos o a alguien que necesitaba ser acompañado? ¿Conoces a alguna mujer que, además de trabajar fuera del hogar, realice actividades de cuidado cuando regrese a casa?

Es un hecho que cuidar a los niños, los ancianos, las personas con enfermedades físicas o mentales y otras  discapacidades, realizar actividades domésticas como cocinar, limpiar, lavar, buscar agua y leña son actividades esenciales para mantener la salud y se llevan a cabo todos los días mundo, en general, por mujeres.

Según el informe de Oxfam «Time to Care» publicado en 2019, las mujeres y las niñas dedican 12.500 millones de horas al día al trabajo del cuidado, la mayoría de las veces no remuneradas o con salarios muy bajos.

Considerando esta cantidad de tiempo dedicado, si tales actividades fueran remuneradas, la cantidad alcanzaría 10.8 billones de dólares por año que deberían pagarse a las mujeres y niñas por llevar a cabo estas actividades. Esta cantidad es tres veces mayor que la generada por el sector tecnológico en el mundo, y debe pagarse mediante políticas públicas, ya que es de interés público que haya higiene y cuidado para todas las personas en el mundo.

No es una postura radical decir que estas mujeres y niñas son explotadas ya que colaboran para que otras personas ganen dinero, en su mayoría hombres. Hombres que cuando son productivos pueden pagar o ser parte de los sistemas para garantizar la atención médica, mientras ellas permanecen invisibles en sus realidades sin tener acceso a dicha atención.

El informe también contiene varios datos alarmantes:

– Solo el 10% de los trabajadores domésticos están protegidos por las leyes laborales generales en comparación con otros trabajadores del mundo;

– Se estima que cada año se roban 8 mil millones de dólares a los 3,4 millones de trabajadores domésticos que realizan trabajos forzados en el mundo;

– De los 67 millones de trabajadores domésticos en el mundo, el 80% son mujeres;

– Se estima que alrededor de 2.400 millones de personas vivirán en áreas sin suficiente agua para 2025, lo que significa que las mujeres y las niñas se verán obligadas a caminar distancias cada vez mayores para encontrarla.

El informe concluye diciendo: “Los gobiernos de todo el mundo pueden y deben construir una economía humana que sea feminista y beneficie al 99% y no solo al 1% de la población. Este sería un mundo en el que todas las personas tendrían empleos con salarios dignos, nadie viviría con el temor de soportar los altos costos del tratamiento de una enfermedad y todos los niños tendrían la oportunidad de desarrollar todo su potencial. Nuestra economía prosperaría dentro de los límites de nuestro planeta, dejando un mundo mejor con cada nueva generación ”.

El 8 de marzo, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer, los logros y las dificultades de las mujeres, en la economía, en la política y en la salud, se ponen en perspectiva para que conozcamos estos datos y así podamos desmitificar ideas erróneas sobre lo importante  que es la lucha por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Es un momento para reflexionar y ver cómo día a día podemos colaborar para transformar la vida no solo de otras mujeres, sino de todas, ya que estamos conectadas.

Esta nota es parte de una serie de ReHuNo sobre la salud de las mujeres.

Dejamos el enlace a las dos anteriores:

https://www.pressenza.com/es/2020/02/mujeres-02-eran-las-brujas-sanadoras
https://www.pressenza.com/es/2020/01/mujeres-01-que-papel-juegan-las-mujeres-en-la-salud-de-ayer-hoy-y-manana

Autora: Flavia Estevan
Revisión: Cloty Rubio

11.03.2020 – Sao Paulo, Brasil – REHUNO – Red Humanista de Noticias en Salud

Deja una respuesta