Lo primero que me surge es comentar el nacimiento de mi relación con el cedron , se remonta a la niñez, casualmente en donde se afirma la raíz de la vocación.
Mis abuelos, la casa de la infancia, hoy un lugar mental plagado de infinitos buenos recuerdos.
Y estos dos seres extraordinarios que fueron los mayores responsables de sembrar en mí un propósito de vida.
El valor insuperable de la ancestralidad, el valor de lo ancestral.
Esto le suma a cada ejemplar que vamos eligiendo un valor agregado único que también queremos compartir con ustedes.

Hablaremos un poco de el Cedrón o Hierbaluisa cuyo nombre científico es Aloysia citriodora.

Conocido también como cidrón, hierba luisa o verbena de Indias, hierba de la princesa, saya saya y cidrinha.

Es un arbusto autóctono de América del Sur y se lo encuentra en forma silvestre en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Actualmente su cultivo se extiende a los continentes de Europa y África.

Es doméstica y se adapta a cualquier suelo, resiste el sol y la lluvia.

Los climas cálidos la favorecen, pero también necesita sol y humedad. Es cultivada con fines ornamentales, medicinales y comerciales.

Historia del Cedrón

El descubrimiento del cedrón en Argentina se ubica según las crónicas, específicamente en las altas montañas de las provincias de Salta, La Rioja y Catamarca.
Durante el siglo XVII cuando los llamados conquistadores llegaron a América, reconocieron de inmediato que se trataba de un vegetal muy poderoso y con múltiples usos.
Es por ello que no perdieron la oportunidad de trasladar varias réplicas de la planta para cultivarlas en Europa y disfrutar de sus beneficios.
Cabe mencionar que en países europeos ha podido mantenerse en temperaturas cercanas a los climas templados.

El nombre de Aloysia citradona dado por Antonio Palau, aparece en uno de sus textos sobre botánica titulado «Parte práctica de Botánica», específicamente en el volumen 1 de la edición y dada a conocer en 1784.
Este mismo autor habla del cedrón en primer lugar para rendir un tributo a la esposa de Carlos IV.
La palabra citrodona es común por usarse como un derivado latino que hace énfasis al aroma del limón.

Propiedades medicinales del cedron

Tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, antipiréticas, carminativas y sedantes.
Gracias a sus propiedades sedantes es beneficioso para tratar insomnio y trastornos nerviosos como la ansiedad.
Como antiespasmódico se usa en dolores cólicos de tipo biliar, renal, intestinal o menstrual.
Produce relajación de la fibra muscular y disminuye de esta forma el dolor.
Por su efecto carminativo se puede usar ya que favorece la expulsión de gases.
Útil en casos de dispepsia, sensación de pesadez luego de las comidas, hinchazón, eructos frecuentes o constipación.
Actúa como tónico digestivo favoreciendo la digestión.
Más información ver: Doctor Hugo Golberg

Las propiedades antioxidantes del cedrón son ideales para luchar contra los radicales libres, reduciendo el riesgo de los daños celulares y prevenir significativamente el envejecimiento.
Favorece también la depuración del organismo eliminando residuos indeseables y toxinas.
Para el reumatismo se utilizan las hojas cocidas y calientes sobre un paño que debe colocarse sobre la zona afectada ya que calma y alivia los dolores.

Preparación de la infusión

El Cedron. Conocido también como cidrón, hierba luisa o verbena de Indias, hierba de la princesa, saya saya y cidrinha.

La forma más simple y apropiada es la de hacer una infusión a partir de las hojas secas.
Se hierve un litro de agua y se agrega una cucharada de hojas de cedrón.
Dejar reposar cinco minutos, colar y no se recomienda más de dos tazas al día de preferencia luego de las comidas.

Aceite esencial de cedrón

Los múltiples beneficios que proporciona el aceite hacen que se lo considere como un aceite de multiuso.
Entre sus compuestos se encuentran el geraniol, limoneno, terpineol, mirceno, ácido isovalérico, flavonoides y más.
Estos elementos hacen del aceite esencial de cedrón un compuesto antiséptico, antiespasmódico, bactericida, digestivo, calmante, entre otras muchas propiedades.
Al igual que la infusión, este aceite utilizado correctamente puede ayudar a reducir la ansiedad y propiciar la relajación.
Un baño con unas gotas de aceite esencial es eficaz para combatir los efectos del estrés y ayuda a prevenir la ansiedad o la depresión, así como el agotamiento y el insomnio.

Otra de las aplicaciones de este aceite consiste en el tratamiento de problemas asmáticos y la congestión nasal.
También se puede emplear para estimular el apetito y tratar trastornos digestivos, ayudar a calmar las palpitaciones del corazón y fortalecer el sistema inmunológico.
Se puede utilizar para curar heridas de la piel y evitar posibles infecciones en su uso tópico, ya que tiene propiedades antisépticas, al mismo tiempo que disminuye la inflamación por sus propiedades antiinflamatorias.

Contraindicaciones del aceite esencial de Cedrón

No utilizar durante embarazo y lactancia. No se recomienda en casos de cistitis o enfermedades relacionadas con el sistema urinario.
El uso del Cedrón se basa más en la experiencia a lo largo de los siglos. 
Consultar siempre a un profesional de confianza.

Ah, por último algo más que importante que no se dijo: es riquísimo con el mate… insuperable… (El mate es una infusión muy popular en varios países latinoamericanos)

Vídeo sobre el Cedrón

Por Horacio Meson