Diálogos con Enric Benito -Entrevista 01

Desde Rehuno Salud y en un trabajo conjunto con la organización Al final de la Vida dialogamos con el doctor Enric Benito sobre la humanización del proceso del final de la vida.

Sobre los tabúes que existen, qué es el buen morir, los cuidados paliativos y otros temas más, que hacen al acompañamiento de esos momentos tan significativos de la vida de todas las personas y de sus seres queridos.

Se trata de una serie de Diálogos que iremos publicando periódicamente y en los que queremos divulgar una visión del proceso de morir pleno de humanidad y significado.

Enric Benito es Doctor en Medicina, Especialista en Oncología y Miembro de Honor de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL).

Su experiencia y sus enseñanzas constituyen una verdadera referencia para el mundo de los cuidados paliativos y para el acompañamiento y humanización del proceso del buen morir.

En este primer diálogo charlamos sobre los cuidados paliativos como la respuesta adecuada que dan las sociedades para cuidar y humanizar el proceso de morir, centrados en la persona que está transitando ese proceso. También hubo referencias a la mejor actitud que pueden desarrollar los profesionales de la salud que acompañan esas etapas.

El doctor Benito, refiriéndose a la actual pandemia del covid nos comenta que “nos ha puesto de frente una realidad que no habíamos manejado e integrado y no nos ha quedado más remedio que aceptar que, si bien, los avances científicos y tecnológicos son positivos, cuando no podemos hacer nada debemos trabajar para acompañar el proceso del buen morir en los hospitales”.

Acerca de sus primeras experiencias como médico oncólogo, el Dr. Benito compartió sus dudas de juventud frente al tema de la muerte.

Nos decía: “Cuando era un oncólogo joven y un enfermo estaba muriendo yo no sabía que hacer, era un ignorante de algo que, cuando lo entiendes y lo ves…Me perdía la parte más interesante de la película”.

Sobre el proceso de morir comentó “Ver nacer a alguien es una maravilla, es un momento mágico, pero acompañar a alguien cuando se va y ver todo el proceso sin miedo y entendiendo qué pasa ahí, te cambia la mirada de la realidad.

Es igualmente mágico”.

La fisiología del momento de la muerte está bellamente organizada en un proceso destinado a producir un cambio esencial en la conciencia.

Los aspectos referidos a la identidad ordinaria se desvanecen y comienza a emerger el verdadero Ser interior.

Compartiendo su visión sobre aquello que sustenta la existencia humana y se expresa en los momentos finales, el Dr. Benito nos decía: “La conciencia no está producida por el cerebro, solo es lo que permite la expresión de la misma. Ella existe con independencia de que funcione o no el cerebro…Somos conciencia, no somos un cuerpo y la conciencia está más allá del tiempo y del espacio y nunca estará amenazada”.

El proceso de morir está bellamente organizado.

Les dejamos la entrevista completa