En su forma común es una planta importante en la farmacopea. Además de su uso aromático en la cocina, sus diversas virtudes pueden aliviar una amplia variedad de enfermedades respiratorias e intestinales. Por lo tanto, constituye un anti infeccioso de amplio espectro y un estimulante de la inmunidad. Nuestra planta sanadora de hoy tiene por nombre científico Thymus vulgaris.

Presente en toda la cuenca mediterránea la planta se ha utilizado desde la antigüedad. Se encuentran referencias de su uso en Sumer (hace 5000 años, región del actual Irak entre los ríos Tigris y Éufrates), en Egipto donde se empleaba para embalsamar a los muertos y en Antigua Grecia para purificar el aire. Es especialmente desde la Edad Media que sus propiedades medicinales comenzaron a ser reconocidas, en particular para luchar contra las epidemias principalmente de lepra o peste.

Desde el siglo XVI, se menciona en libros médicos para tratar una amplia variedad de afecciones. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se enumeraron sus componentes activos. El tomillo se utilizó en el siglo anterior principalmente con fines aromáticos. Debido a sus orígenes mitológicos, también simboliza el coraje.

Indicaciones terapéuticas habituales

  • Trastornos respiratorios y otros: asma, bronquitis, pleuresía, fiebre del heno, tos ferina, angina, otitis, enfisema, resfriados, rinitis, nasofaringitis. Úlcera gastroduodenal.
  • Condiciones de la piel: dermatitis, micosis, rosácea, herpes, sarna, varicela, infecciones por hongos, heridas, picaduras de insectos, pediculosis y, en general en una amplia gama de afecciones de la piel.
  • Antiséptico y anti fúngico: alivia la inflamación de la esfera bucofaríngea, como caries y diversos problemas dentales, en forma de enjuagues bucales.
  • Trastornos orales y dentales: mal aliento, estomatitis, aftas, gingivitis.
  • Virtudes espasmolíticas: alivia las alteraciones intestinales como diarrea, hinchazón, flatulencia, diversas colopatías.
https://youtube.com/watch?v=3KXiYfODenI%3Flist%3DPLGRAMlwUojf3rOOiqF1SgnSzEJwIfRfu4

Uso y dosificación de tomillo

El consumo más simple es en forma de té o infusión, que se puede tomar hasta tres veces al día en casos de fatiga general o estado febril, especialmente durante infecciones como resfriados, rinitis, angina, etc. Para condiciones más severas se debe elegir el aceite esencial de tomillo timol, no el de tomillo thujanol. En aplicación externa el aceite esencial “diluido” se puede aplicar directamente al área a tratar, la dilución necesaria hasta aproximadamente el 15%. En forma de jarabe en particular para calmar el dolor de garganta y los ataques de tos, se puede tomar a razón de una cucharada tres veces al día. Referencias Dr. Hugo Golber

Precauciones para usar tomillo

El uso de tomillo en medicina herbal no requiere ninguna precaución especial; es además muy poco alergénico. Sin embargo para el uso de sus aceites esenciales se debe tener cuidado y consultar a un especialista.

Contraindicaciones

Las personas que reciben terapia anticoagulante deben moderar su consumo. El tomillo tiene vitamina K, que participa en el proceso de coagulación de la sangre. Las personas alérgicas a las plantas de la misma familia que el tomillo (como la menta) deben usar los aceites esenciales con precaución por la sensibilidad cruzada. En general el uso de aceites esenciales no se recomienda para mujeres embarazadas.

Efectos indeseables

El aceite esencial puede ser irritante para las membranas mucosas frágiles aún con diluciones débiles. También puede ser hipertensor y, por lo tanto deben tener cuidado las personas que reciben tratamiento antihipertensivo.

Interacciones con otros medicamentos

En tratamientos con medicación antihipertensiva. Terapias anticoagulantes. Alergia a plantas de la misma familia, como la menta.

Beneficios reconocidos

Su poderosa acción se usa ampliamente para aliviar los embarazosos ataques de tos en ciertas afecciones pulmonares, como la bronquitis aguda. Es una de las plantas más recomendadas para este fin. Muchos países, incluso la OMS, han reconocido oficialmente el tomillo para muchos de los fines mencionados aquí. Los campos de investigación aún están abiertos para nuevos usos, en particular como antioxidante.

Alemania creó en 1978 una comisión dedicada a la evaluación de remedios herbales, la «Comisión E». Esta comisión reconoció el tomillo como un tratamiento eficaz para los síntomas de bronquitis, tos ferina e inflamación de las vías respiratorias.

Como vemos o escuchamos desde pequeños estamos rodeados de estas pequeñas plantas, tan sabias, tan útiles y tan sanadoras. Para finalizar les quiero comentar que como fumador de décadas y sin aparente daño visible… vaporizando el tomillo y haciendo inhalaciones no solo he protegido bronquios, pulmones, garganta, sino que he recuperado salud. Esta vaporización que hago diariamente al levantarme y por la tarde, es útil también para eliminar todo tipo de virus que ande suelto por ahí o guarecido en algún receptáculo paranasal…

Por Horacio Meson

En su forma común es una planta importante en la farmacopea. Además de su uso aromático en la cocina, sus diversas virtudes pueden aliviar una amplia variedad de enfermedades respiratorias e intestinales. Por lo tanto, constituye un anti infeccioso de amplio espectro y un estimulante de la inmunidad. Nuestra planta sanadora de hoy tiene por nombre científico Thymus vulgaris.

Presente en toda la cuenca mediterránea la planta se ha utilizado desde la antigüedad. Se encuentran referencias de su uso en Sumer (hace 5000 años, región del actual Irak entre los ríos Tigris y Éufrates), en Egipto donde se empleaba para embalsamar a los muertos y en Antigua Grecia para purificar el aire. Es especialmente desde la Edad Media que sus propiedades medicinales comenzaron a ser reconocidas, en particular para luchar contra las epidemias principalmente de lepra o peste.

Desde el siglo XVI, se menciona en libros médicos para tratar una amplia variedad de afecciones. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se enumeraron sus componentes activos. El tomillo se utilizó en el siglo anterior principalmente con fines aromáticos. Debido a sus orígenes mitológicos, también simboliza el coraje.

Indicaciones terapéuticas habituales

  • Trastornos respiratorios y otros: asma, bronquitis, pleuresía, fiebre del heno, tos ferina, angina, otitis, enfisema, resfriados, rinitis, nasofaringitis. Úlcera gastroduodenal.
  • Condiciones de la piel: dermatitis, micosis, rosácea, herpes, sarna, varicela, infecciones por hongos, heridas, picaduras de insectos, pediculosis y, en general en una amplia gama de afecciones de la piel.
  • Antiséptico y anti fúngico: alivia la inflamación de la esfera bucofaríngea, como caries y diversos problemas dentales, en forma de enjuagues bucales.
  • Trastornos orales y dentales: mal aliento, estomatitis, aftas, gingivitis.
  • Virtudes espasmolíticas: alivia las alteraciones intestinales como diarrea, hinchazón, flatulencia, diversas colopatías.
https://youtube.com/watch?v=3KXiYfODenI%3Flist%3DPLGRAMlwUojf3rOOiqF1SgnSzEJwIfRfu4

Uso y dosificación de tomillo

El consumo más simple es en forma de té o infusión, que se puede tomar hasta tres veces al día en casos de fatiga general o estado febril, especialmente durante infecciones como resfriados, rinitis, angina, etc. Para condiciones más severas se debe elegir el aceite esencial de tomillo timol, no el de tomillo thujanol. En aplicación externa el aceite esencial “diluido” se puede aplicar directamente al área a tratar, la dilución necesaria hasta aproximadamente el 15%. En forma de jarabe en particular para calmar el dolor de garganta y los ataques de tos, se puede tomar a razón de una cucharada tres veces al día. Referencias Dr. Hugo Golber

Precauciones para usar tomillo

El uso de tomillo en medicina herbal no requiere ninguna precaución especial; es además muy poco alergénico. Sin embargo para el uso de sus aceites esenciales se debe tener cuidado y consultar a un especialista.

Contraindicaciones

Las personas que reciben terapia anticoagulante deben moderar su consumo. El tomillo tiene vitamina K, que participa en el proceso de coagulación de la sangre. Las personas alérgicas a las plantas de la misma familia que el tomillo (como la menta) deben usar los aceites esenciales con precaución por la sensibilidad cruzada. En general el uso de aceites esenciales no se recomienda para mujeres embarazadas.

Efectos indeseables

El aceite esencial puede ser irritante para las membranas mucosas frágiles aún con diluciones débiles. También puede ser hipertensor y, por lo tanto deben tener cuidado las personas que reciben tratamiento antihipertensivo.

Interacciones con otros medicamentos

En tratamientos con medicación antihipertensiva. Terapias anticoagulantes. Alergia a plantas de la misma familia, como la menta.

Beneficios reconocidos

Su poderosa acción se usa ampliamente para aliviar los embarazosos ataques de tos en ciertas afecciones pulmonares, como la bronquitis aguda. Es una de las plantas más recomendadas para este fin. Muchos países, incluso la OMS, han reconocido oficialmente el tomillo para muchos de los fines mencionados aquí. Los campos de investigación aún están abiertos para nuevos usos, en particular como antioxidante.

Alemania creó en 1978 una comisión dedicada a la evaluación de remedios herbales, la «Comisión E». Esta comisión reconoció el tomillo como un tratamiento eficaz para los síntomas de bronquitis, tos ferina e inflamación de las vías respiratorias.

Como vemos o escuchamos desde pequeños estamos rodeados de estas pequeñas plantas, tan sabias, tan útiles y tan sanadoras. Para finalizar les quiero comentar que como fumador de décadas y sin aparente daño visible… vaporizando el tomillo y haciendo inhalaciones no solo he protegido bronquios, pulmones, garganta, sino que he recuperado salud. Esta vaporización que hago diariamente al levantarme y por la tarde, es útil también para eliminar todo tipo de virus que ande suelto por ahí o guarecido en algún receptáculo paranasal…

Por Horacio Meson

En su forma común es una planta importante en la farmacopea. Además de su uso aromático en la cocina, sus diversas virtudes pueden aliviar una amplia variedad de enfermedades respiratorias e intestinales. Por lo tanto, constituye un anti infeccioso de amplio espectro y un estimulante de la inmunidad. Nuestra planta sanadora de hoy tiene por nombre científico Thymus vulgaris.

Presente en toda la cuenca mediterránea la planta se ha utilizado desde la antigüedad. Se encuentran referencias de su uso en Sumer (hace 5000 años, región del actual Irak entre los ríos Tigris y Éufrates), en Egipto donde se empleaba para embalsamar a los muertos y en Antigua Grecia para purificar el aire. Es especialmente desde la Edad Media que sus propiedades medicinales comenzaron a ser reconocidas, en particular para luchar contra las epidemias principalmente de lepra o peste.

Desde el siglo XVI, se menciona en libros médicos para tratar una amplia variedad de afecciones. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se enumeraron sus componentes activos. El tomillo se utilizó en el siglo anterior principalmente con fines aromáticos. Debido a sus orígenes mitológicos, también simboliza el coraje.

Indicaciones terapéuticas habituales

  • Trastornos respiratorios y otros: asma, bronquitis, pleuresía, fiebre del heno, tos ferina, angina, otitis, enfisema, resfriados, rinitis, nasofaringitis. Úlcera gastroduodenal.
  • Condiciones de la piel: dermatitis, micosis, rosácea, herpes, sarna, varicela, infecciones por hongos, heridas, picaduras de insectos, pediculosis y, en general en una amplia gama de afecciones de la piel.
  • Antiséptico y anti fúngico: alivia la inflamación de la esfera bucofaríngea, como caries y diversos problemas dentales, en forma de enjuagues bucales.
  • Trastornos orales y dentales: mal aliento, estomatitis, aftas, gingivitis.
  • Virtudes espasmolíticas: alivia las alteraciones intestinales como diarrea, hinchazón, flatulencia, diversas colopatías.
https://youtube.com/watch?v=3KXiYfODenI%3Flist%3DPLGRAMlwUojf3rOOiqF1SgnSzEJwIfRfu4

Uso y dosificación de tomillo

El consumo más simple es en forma de té o infusión, que se puede tomar hasta tres veces al día en casos de fatiga general o estado febril, especialmente durante infecciones como resfriados, rinitis, angina, etc. Para condiciones más severas se debe elegir el aceite esencial de tomillo timol, no el de tomillo thujanol. En aplicación externa el aceite esencial “diluido” se puede aplicar directamente al área a tratar, la dilución necesaria hasta aproximadamente el 15%. En forma de jarabe en particular para calmar el dolor de garganta y los ataques de tos, se puede tomar a razón de una cucharada tres veces al día. Referencias Dr. Hugo Golber

Precauciones para usar tomillo

El uso de tomillo en medicina herbal no requiere ninguna precaución especial; es además muy poco alergénico. Sin embargo para el uso de sus aceites esenciales se debe tener cuidado y consultar a un especialista.

Contraindicaciones

Las personas que reciben terapia anticoagulante deben moderar su consumo. El tomillo tiene vitamina K, que participa en el proceso de coagulación de la sangre. Las personas alérgicas a las plantas de la misma familia que el tomillo (como la menta) deben usar los aceites esenciales con precaución por la sensibilidad cruzada. En general el uso de aceites esenciales no se recomienda para mujeres embarazadas.

Efectos indeseables

El aceite esencial puede ser irritante para las membranas mucosas frágiles aún con diluciones débiles. También puede ser hipertensor y, por lo tanto deben tener cuidado las personas que reciben tratamiento antihipertensivo.

Interacciones con otros medicamentos

En tratamientos con medicación antihipertensiva. Terapias anticoagulantes. Alergia a plantas de la misma familia, como la menta.

Beneficios reconocidos

Su poderosa acción se usa ampliamente para aliviar los embarazosos ataques de tos en ciertas afecciones pulmonares, como la bronquitis aguda. Es una de las plantas más recomendadas para este fin. Muchos países, incluso la OMS, han reconocido oficialmente el tomillo para muchos de los fines mencionados aquí. Los campos de investigación aún están abiertos para nuevos usos, en particular como antioxidante.

Alemania creó en 1978 una comisión dedicada a la evaluación de remedios herbales, la «Comisión E». Esta comisión reconoció el tomillo como un tratamiento eficaz para los síntomas de bronquitis, tos ferina e inflamación de las vías respiratorias.

Como vemos o escuchamos desde pequeños estamos rodeados de estas pequeñas plantas, tan sabias, tan útiles y tan sanadoras. Para finalizar les quiero comentar que como fumador de décadas y sin aparente daño visible… vaporizando el tomillo y haciendo inhalaciones no solo he protegido bronquios, pulmones, garganta, sino que he recuperado salud. Esta vaporización que hago diariamente al levantarme y por la tarde, es útil también para eliminar todo tipo de virus que ande suelto por ahí o guarecido en algún receptáculo paranasal…

Por Horacio Meson

En su forma común es una planta importante en la farmacopea. Además de su uso aromático en la cocina, sus diversas virtudes pueden aliviar una amplia variedad de enfermedades respiratorias e intestinales. Por lo tanto, constituye un anti infeccioso de amplio espectro y un estimulante de la inmunidad. Nuestra planta sanadora de hoy tiene por nombre científico Thymus vulgaris.

Presente en toda la cuenca mediterránea la planta se ha utilizado desde la antigüedad. Se encuentran referencias de su uso en Sumer (hace 5000 años, región del actual Irak entre los ríos Tigris y Éufrates), en Egipto donde se empleaba para embalsamar a los muertos y en Antigua Grecia para purificar el aire. Es especialmente desde la Edad Media que sus propiedades medicinales comenzaron a ser reconocidas, en particular para luchar contra las epidemias principalmente de lepra o peste.

Desde el siglo XVI, se menciona en libros médicos para tratar una amplia variedad de afecciones. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se enumeraron sus componentes activos. El tomillo se utilizó en el siglo anterior principalmente con fines aromáticos. Debido a sus orígenes mitológicos, también simboliza el coraje.

Indicaciones terapéuticas habituales

  • Trastornos respiratorios y otros: asma, bronquitis, pleuresía, fiebre del heno, tos ferina, angina, otitis, enfisema, resfriados, rinitis, nasofaringitis. Úlcera gastroduodenal.
  • Condiciones de la piel: dermatitis, micosis, rosácea, herpes, sarna, varicela, infecciones por hongos, heridas, picaduras de insectos, pediculosis y, en general en una amplia gama de afecciones de la piel.
  • Antiséptico y anti fúngico: alivia la inflamación de la esfera bucofaríngea, como caries y diversos problemas dentales, en forma de enjuagues bucales.
  • Trastornos orales y dentales: mal aliento, estomatitis, aftas, gingivitis.
  • Virtudes espasmolíticas: alivia las alteraciones intestinales como diarrea, hinchazón, flatulencia, diversas colopatías.
https://youtube.com/watch?v=3KXiYfODenI%3Flist%3DPLGRAMlwUojf3rOOiqF1SgnSzEJwIfRfu4

Uso y dosificación de tomillo

El consumo más simple es en forma de té o infusión, que se puede tomar hasta tres veces al día en casos de fatiga general o estado febril, especialmente durante infecciones como resfriados, rinitis, angina, etc. Para condiciones más severas se debe elegir el aceite esencial de tomillo timol, no el de tomillo thujanol. En aplicación externa el aceite esencial “diluido” se puede aplicar directamente al área a tratar, la dilución necesaria hasta aproximadamente el 15%. En forma de jarabe en particular para calmar el dolor de garganta y los ataques de tos, se puede tomar a razón de una cucharada tres veces al día. Referencias Dr. Hugo Golber

Precauciones para usar tomillo

El uso de tomillo en medicina herbal no requiere ninguna precaución especial; es además muy poco alergénico. Sin embargo para el uso de sus aceites esenciales se debe tener cuidado y consultar a un especialista.

Contraindicaciones

Las personas que reciben terapia anticoagulante deben moderar su consumo. El tomillo tiene vitamina K, que participa en el proceso de coagulación de la sangre. Las personas alérgicas a las plantas de la misma familia que el tomillo (como la menta) deben usar los aceites esenciales con precaución por la sensibilidad cruzada. En general el uso de aceites esenciales no se recomienda para mujeres embarazadas.

Efectos indeseables

El aceite esencial puede ser irritante para las membranas mucosas frágiles aún con diluciones débiles. También puede ser hipertensor y, por lo tanto deben tener cuidado las personas que reciben tratamiento antihipertensivo.

Interacciones con otros medicamentos

En tratamientos con medicación antihipertensiva. Terapias anticoagulantes. Alergia a plantas de la misma familia, como la menta.

Beneficios reconocidos

Su poderosa acción se usa ampliamente para aliviar los embarazosos ataques de tos en ciertas afecciones pulmonares, como la bronquitis aguda. Es una de las plantas más recomendadas para este fin. Muchos países, incluso la OMS, han reconocido oficialmente el tomillo para muchos de los fines mencionados aquí. Los campos de investigación aún están abiertos para nuevos usos, en particular como antioxidante.

Alemania creó en 1978 una comisión dedicada a la evaluación de remedios herbales, la «Comisión E». Esta comisión reconoció el tomillo como un tratamiento eficaz para los síntomas de bronquitis, tos ferina e inflamación de las vías respiratorias.

Como vemos o escuchamos desde pequeños estamos rodeados de estas pequeñas plantas, tan sabias, tan útiles y tan sanadoras. Para finalizar les quiero comentar que como fumador de décadas y sin aparente daño visible… vaporizando el tomillo y haciendo inhalaciones no solo he protegido bronquios, pulmones, garganta, sino que he recuperado salud. Esta vaporización que hago diariamente al levantarme y por la tarde, es útil también para eliminar todo tipo de virus que ande suelto por ahí o guarecido en algún receptáculo paranasal…

Salud, tomillo!

Web de Rehuno Salud

Contacto con H. Mesón