Continuamos compartiendo desde REHUNO Salud la serie de notas que nos entrega Horacio Mesón bajo el título: Fitoterapia, conocimientos y experiencias. En esta tercer y última entrega, el autor nos invita a profundizar en las relaciones que establece entre su pasión y sus conocimientos en Fitoterapia con las profundidades de su mundo interno y su Propósito de vida. Como Horacio mismo nos dice al final de la nota: la Fitoterapia es, para mí, la mejor excusa para llevar adelante mi Propósito”.

Por Horacio Mesón.

Mi jardín es pequeño, pero con poco se puede hacer magia. La casa cálida, cómoda y sencilla.

Terminaba el verano y nuestro nieto Lorenzo había cumplido tres años. Muy vivaz, chispeante, despierto y emotivo, con un carácter interesante cuando se planta.

Me pareció que era el momento y de manera ordenada lo llevé conmigo al jardín y le fui presentando algunas aromáticas. Primero las rastreras y luego las arbustivas. Suavemente fuimos acariciándolas.

Pasamos de la Peperina a la Hierba Buena; luego las Muña Muña que colectamos la última primavera en el campo. La Manzanilla fue la que le cayó más simpática.

Llegamos a la Citronela el primer arbusto, ahí hubo rechazo. El Poleo más o menos. La Melisa le gustó, pero cuando llegamos al Romero se le tiró encima. Le explotó en todo su rostro una sonrisa sin risa y lo abrazó. Justo estaba florecido y acariciaba sus partes altas arrastrando hacia sí el aroma, creo que me imitaba.

 

Pasaron seis meses y recuerda los nombres de todas, para él ya tienen entidad. Pero con el Romero la química, la afinidad, la compatibilidad es muy grande. Se estableció un vínculo entre ellos como si se conocieran de tiempo atrás…

Ese vínculo también crece entre nosotros los tres, tiene la profundidad de mi memoria emotiva y ancestral.

Las plantas a las que llegue de niño jugando, por devoción a mis abuelos y luego por necesidad, me mostraron en profundidad un camino que ya había iniciado.

Llegue a comprender con el corazón de citadino, que tengo el sentimiento por la Pachamama. Ese concepto Madre-Tierra, esa devoción única que me atrevo a llamar Amor o algo parecido.

Entiendo que cualquier “Oficio y Disciplina” encarada con la Fuerza Interna, o sea con todo y sin guardarse nada nos deja en el umbral de lo deseado.

Entiendo que uno a lo largo del camino haya pasado aún sin método por ciertos “lugares” y registros.

Por eso se requiere de un esquema de formas que a uno le permita precipitar…

Hay preguntas claves y trazadoras, direccionadoras. Ayudan a enfocar, a concentrarse y arriman a la bondad.

¿Al servicio de qué están mis vocaciones? ¿Al servicio de qué están estas capacidades? ¿Por qué me sale hacer lo que hago sin necesidad de pensarlo? ¿Cuál es el motivo? ¿Este es mi propósito? ¿Tengo un plan? ¿Si lo tengo cómo lo perfecciono? ¿Quiero llegar más lejos? ¿Hasta dónde estoy dispuesto a Dar? ¿Qué es la Acción Válida? ¿Cuál es mi mayor deseo o aspiración?

Se juntan los sueños antiguos con el presente y con el futuro. Actúan los tres tiempos en dinámica permanente. A veces uno cree que vienen cosas del pasado, pero llegan de adelante, de lo que será. El registro está aquí y ahora.

 

El propósito fue diseñándose y profundizándose en los sueños cuando niños y hoy detona alimentándose del futuro, de lo que se intuye y de la inspiración.

Es tan necesario el cálido abrazo entre pares y el intercambio sentido.

 

La acción válida no es solo un acto, es una consecución de acciones orientadas por la dirección elegida y jaladas por el futuro gracias al Propósito. Conectadas a lo mejor de uno/a.

Si hay algo natural como virtud muy humana es la acción del Dar, ésta es la intención original.

Un Propósito lanzado con fuerza al mundo y a los demás es un torbellino, una cascada y un sin número de acciones válidas.  Y sin embargo no se vive ni registra como torbellino, ni como una cascada.

El mayor de los deseos o aspiración es poder ayudar a otros/as hasta el último instante de mi vida.

 

Pregunta final: ¿Qué es entonces la Fitoterapia para mí?: “es la mejor de las excusas para llevar adelante mi Propósito”.

 

Hasta aquí las palabras del autor que completan esta serie de 3 notas sobre Fitoterapia. Quién desee profundizar en estos conocimientos y experiencias puede comunicarse directamente con el autor: horaciomeson@yahoo.com.ar